Brian Castaño se muestra confiado ante los medios antes de su defensa en París

El sábado defiende su campeonato mundial superwelter AMB ante el local Cedric Vitu. Transmite FOX Sports desde las 17.

347497
False

La circunstancia es habitual pero el escenario se torna exótico. Sí, estamos en un gimnasio de boxeo. Sí, estamos en la clásica sesión de entrenamiento previa que se hace para que los medios ayuden con la promoción de una gran pelea. Pero estamos en París y aquí todo tiene el sello y sofisticación del estilo francés. Por eso el gimnasio parece más una sala que espera por algún afamado DJ que dará una sesión exclusiva que un lugar de entrenamiento de boxeo.

 

Accedimos con el campeón del mundo superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) bajando una escalera y las blancas luces alineadas del techo, las paredes de piedra rústica, el lustrado suelo de madera y la decoración parece señalarnos que no estamos en el lugar adecuado. Pero así es Temple Noble Art, este centro de entrenamiento de boxeo recreativo ubicado apenas a un kilómetro del Arco del Triunfo. Así es la capital de Francia.

 

Separado en una sala donde Canal Plus, la televisora local que produce la transmisión del combate, espera el francés Cedric Vitu. A Castaño lo acompañan miembros de la organizadora, la promotora Ringstar France, al vestuario, donde aguarda hasta que sea su momento. En una sala hay deliciosos canapés y varias copas de champagne que son saboreadas por los asistentes. No, no parece que estuviera por aparecer un DJ, quizás la sensación es que en breve se presentará una nueva serie francesa o quizás un nuevo auto de fino diseño europeo. Pero no, aquí se promociona el combate en el que Castaño expondrá el sábado su campeonato ante Vitu en La Seine Musicale de esta ciudad, una sala más acostumbrada a la música sinfónica y las sesiones de ópera que a ver a dos protagonistas intercambiando golpes en el que sea quizás el deporte más dramático desarrollado por el hombre. Pelea que en la Argentina se podrá seguir por FOX Sports y sus plataformas digitales desde las 17.

 

Primero es la hora de Vitu. Aplaudido por los concurrentes hace algunos movimientos de sombra sobre el ring del gimnasio de boxeo que no parece gimnasio de boxeo. Se muestra distendido, en algún momento ensaya pasos de breakdance y juega un poco para la prensa. Luego pasa a la bolsa y enciende más aplausos cuando acelera la velocidad y enseña algunas combinaciones, siempre desde su postura de guardia zurda. Al final lanza una frase en voz alta para que todos lo escuchemos. Este periodista, ignorante casi en absoluto del idioma, entiende que acaba de anunciar que el sábado tendrá el cinturón consigo. Las palabras que se interpretan son dos: “nouveau” (nuevo) y “champion” (campeón).

 

Castaño todavía está trabajando sobre su peso de cara a la cita con la balanza del viernes. El martes, en conversación con este periodista, expresó que todo transcurre normalmente y no habrá problemas cuando se pese. Y esa tranquilidad y confianza se refleja en esta sesión con los medios. No oculta nunca la sonrisa, se la muestra a los fotógrafos y sí actúa con seriedad cuando tiene que ejercitarse. El argentino se siente cómodo con las cámaras. Incluso cuando Canal Plus lo convoca para realizar una entrevista de unos 15 minutos que el sábado formará parte de la transmisión. El campeón, que realizará su segunda pelea en Francia, ya que viene de vencer por puntos en decisión dividida al francés Michel Soro, asegura que se siente muy cómodo en este país y que no tiene problemas en salir a mostrar de visitante que está para grandes cosas en la categoría superwelter.

 

Antes, todavía dentro del ring, FOX Sports tuvo oportunidad de conversar con él.

 

-Acabás de terminar tu entrenamiento público. ¿Cómo se siente estar otra vez aquí en Francia en tu segunda defensa del campeonato del mundo?

-Contento por el lugar. La gente la verdad que muy buena onda y me recibió muy bien. Hay buen ambiente y estoy contento de poder hacer esto previo a la pelea. Es un gran incentivo. Es una motivación y todo suma para la pelea.

 

-Comentale a los argentinos cómo estás para esta pelea.

-Estamos de 10. Bien fogueado, bien guanteado, bien entrenado. Hemos hecho un gran campamento de dos meses a full en Estados Unidos. Gracias a Dios se trabajó bien. Estoy contento. Confiado no, pero tengo confianza en el trabajo que hicimos. Nunca hay que confiarse porque Vitu es un gran rival al que hay que respetar y que tiene experiencia así que lo único que tenemos que hacer es salir y trabajar. Nada más.

 

-Recién entrenó tu rival. ¿Qué me podés decir de él?

-Lo vi un poquito. Más de lo normal que vi. No mostró mucho, yo tampoco. Nos movimos para completar este entrenamiento público y nada más.

 

-El sábado se va a ver tu pelea por FOX Sports. Por qué no le mandás un mensaje a quienes vean el combate.

-Les mando un fuerte abrazo, háganme el aguante y estén prendidos ahí que va a ser una guerra, una gran pelea. Vamos a tratar de que no pase lo que pasó la última vez. Muchas gracias, abrazo para todos y aguante Argentina.

 

La referencia de “lo que pasó la última vez” tiene que ver con el duelo ante Soro, que también fue en Francia, pero en otra ciudad (Evian) y con otro promotor (Sebastien Acaries).

 

Aquella vez fue victoria de Castaño aunque la organización quiso presionar a los jueces para quitarle en las tarjetas las victorias, luego intentaron cambiar lo acordado sobre el test antidoping con la anuencia de la federación local (el argentino se sometió al examen bajo protesta) y por último debió esperar durante meses para cobrar su bolsa, problema que parece que aún no tuvo fin y aún habría una deuda por parte de la promoción con el pago.

 

En esta ocasión la promotora es otra: Ringstar France, liderada por Jerome Abiteboul, socio de Richard Schaefer, fundador en 2002 de Golden Boy Promotions, y actual titular de Ringstar Sports, una de las promotoras que trabaja con boxeadores asesorados por Al Haymon, con quien Sebastián Contursi, asesor de Castaño, guarda muy buena relación. En otras palabras, la relación entre las partes es buena y por eso el equipo del argentino tuvo confianza en regresar a Francia a pesar de la mala experiencia de julio del año pasado.

 

El entrenamiento público fue la última actividad promocional de la contienda previa al combate propiamente dicho. El viernes, cerca de las 16 (hora local) será el momento del pesaje y con él la prueba final antes de que ambos peleadores se enfrenten.

Deja tu comentario