La cachetada de calidad que nos dio la Liga MX Femenil

De lo anecdótico a la realidad, el futbol para mujeres en México se ratificó como un acierto.

False
331305

Chivas de Guadalajara y Tuzas del Pachuca jugarán la primera Final histórica, futbol femenil en México que nos dio una cachetada de calidad en apenas un semestre.

Goles, táctica, transmisiones y figuras, ingredientes de una competencia que tuvo en sus jugadoras a las únicas protagonistas, en un deporte acostumbrado a tener reflector alejado del balón; Fair Play envidiable en la cancha y fuera de ella (Toluca, solo una tarjeta amarilla sin expulsiones).

“Aquí nadie se raja. Tigres no es para cobardes, todavía esto no se acaba. ¡Gracias a todos por apoyar y creer! ¡Vamos Tigres!”, tuit de Nayeli Rangel, delantera de las felinas, que bien resumiría el Apertura 2017 del futbol para mujeres en nuestro país: “no es para cobardes, esto todavía no se acaba… apoyar y creer”.

Sin embargo, para creer primero se dudó… El silbatazo inicial del certamen, entre Tuzas y Pumas, se programó en la Universidad del Futbol, recinto que estaba lejos de cumplir con la exigencia del público en la grada. ¿De verdad la gente respondería?

Al final, la directiva tuza, encabezada por Jesús Martínez, abrió la puerta del Estadio Hidalgo, acceso gratis a las familias. No fue un entradón, pero el color de los menores y sus padres, conviviendo en torno al futbol, es una combinación ganadora que se nos está olvidando.

La Jornada 1, en el partido uno, mostró la ideal cara que hace falta en Primera División varonil: El futbol se goza en el rectángulo, se contagia a los fans y la rivalidad se olvida con el pitazo final. ¿Violencia? Palabra que se volvió extraña en la liga femenil.

Incluso, quienes lanzaron desde la tribuna el famoso “eh, pu…”, fueron ignorados, señalados y, como ocurrió en el Pachuca ante América (en agosto), un fanático fue expulsado del recinto por continuar con una conducta que no debe pasarse por alto.

Para la Fiesta Grande, Chivas puso el ejemplo. Su afición le dio recibimiento de campeón en la capital del país a su equipo femenil, que reflejó en el Estadio Azteca con aliento digno de un partido para acceder a la Final.

Con el nacimiento del torneo, se nos olvidó que el futbol no está construido de ‘la táctica’, ‘los parados en el campo’ y las mil y un posiciones que inventamos en un terreno que apenas mide 45 por 90 metros. La Liga MX femenil nos dio una cachetada de calidad.

Chivas y Pachuca se medirán el 20 y 24 de noviembre por la nueva corona del futbol nacional, serie que vivirás en EXCLUSIVA por la pantalla de FOX Sports.

Deja tu comentario