Prolongaron la prisión preventiva a Kokorin y Mamáev

Prolongaron la prisión preventiva a Kokorin y Mamáev

Ampliaron la condena a los futbolistas rusos que agredieron a dos funcionarios y un conductor

EFE

La Justicia rusa prolongó dos meses la prisión preventiva para los futbolistas rusos Alexandr Kokorin (Zenit) y Pável Mamáev (Krasnodar), que tendrán que pasar las Navidades entre rejas.

De esta forma, el tribunal Tverskói de Moscú satisfizo la petición de la Fiscalía y rechazó los argumentos de la defensa, que insistió en que ninguno de los dos futbolistas representa un peligro para la sociedad, no tienen intención de huir de la justicia, tienen hijos menores de edad y han pedido disculpas por sus actos.

"Fuera de la prisión preventiva Kokorin y Mamáev tendrán la posibilidad de continuar su actividad criminal", comentó el fiscal, quien aseguró que los acusados cometieron los delitos de los que se les acusan con "especial cinismo y crueldad".

Los futbolistas, acusados de gamberrismo y agresión, comparecieron en la vista en una celda y en sus turnos de intervención pidieron al juez que modificara la medida cautelar de prisión preventiva en favor de arresto domiciliario, libertad vigilada o libertad bajo fianza.

Mamáev manifestó que había abierto una cuenta bancaria en la que ingresó dinero a nombre de una de las víctimas de la agresión cometida por los futbolistas y sus acompañantes, el chófer de una famosa presentadora de la televisión rusa.

"Admito parcialmente mi culpa", dijo Kokorin, quien, eso sí, negó haber participado en la agresión contra el conductor, al que acusó de haberles insultado.


Ambos futbolistas, que se encuentran en la prisión de Butirka desde mediados de octubre, insisten en que han colaborado con la investigación desde un primer momento y que están dispuestos a entregar a la policía el pasaporte como garantía de que no huirán al extranjero.

La decisión del tribunal se veía venir después de que el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, se pronunciara ayer a favor de castigar a los futbolistas, que llegaron a vestir la camiseta nacional.

"¿Usted considera que mejor que vuelvan a jugar al fútbol? Yo también opino que hay que juzgarles con todo el peso de la ley. Y aún más, seguramente así piensan las personas a las que golpearon", comentó Peskov, quien subrayó que "no es nada importante que sean futbolistas buenos o malos, ya que estamos hablando de un delito".

Y agregó: "Si hubo delito o no y cuál debe ser el castigo lo puede decidir sólo el tribunal".

Kokorin y Mamáev fueron encerrados a mediados de octubre en virtud de la parte 2 del artículo 213 (gamberrismo) y 116 (agresión) del código penal, lo que puede acarrearles penas de hasta siete años de cárcel.

Recientemente, el entrenador del Zenit San Petersburgo, Serguéi Semak, expresó su deseo de que Kokorin vuelva "lo antes posible" a la disciplina del equipo.

Kokorin y Mamáev fueron detenidos después de agredir brutalmente el pasado 8 de octubre a dos funcionarios y a un conductor, que por el momento se han negado a retirar la denuncia o pactar con los abogados de los futbolista

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!