La historia de sanación que puso a Santa Cruz nuevamente cerca de la Albirroja

La historia de sanación que puso a Santa Cruz nuevamente cerca de la Albirroja

"Hoy estoy físicamente en condiciones de aceptar", expresó el delantero, quien además habló sobre su apoyo en la fe para recuperarse de un desgaste del cartílago de su pierna.

Central FOX

Cuando Daniel Garnero llegó a Olimpia, en enero de 2018, dijo que Roque Santa Cruz tenía que ser "la punta de lanza" del equipo. Sus palabras parecían aventuradas porque 2017 había sido un año muy complicado para el atacante, quien estaba alejado de la titularidad y poco activo con el equipo.

Sin embargo, pasó 2018 y la conquista del bicampeonato olimpista que tuvo al delantero como estandarte y su imagen levantando los trofeos conquistados quedó inmortalizada.

Ahora, con la llegada de Eduardo Berizzo a la conducción del seleccionado paraguayo, y a pesar de que Santa Cruz ya tuvo su retiro de la Albirroja, la posible vuelta del goleador histórico parece tomar forma.

Pero detrás de ese posible regreso hay una historia. Una de fe. Y que el propio Roque se encargó de narrar.

"Llegué a ir a una misa de sanación, estar fuerte en la fe también ayuda a mejorar. Hay mucho de milagro de lo que estoy viviendo hoy en día", explicó el ídolo del Expreso Decano, en entrevista con Futgol 970.

El atacante, en noviembre de 2017, visitó al padre Claudio Barbut, quien le hizo una imposición de manos.

"Uno sabe que tiene que mejorar, pero mi problema es del cartílago. Entrenaba todos los días, era más con acto de fe porque al entrenar me solía doler", explicó Santa Cruz.

Sobre si posible regreso al seleccionado, el jugador de 37 años, sostuvo: "Si me llegan a citar iré, me indagarón ya si estoy despuesto a volver".

"Primero hablé con Justo Villar, por su intermedio también hablé con el profe Berizzo. Uno siempre tiene que estar pendiente a la convocatoria, uno tiene que estar al 100% para jugar en la Selección. Hoy estoy físicamente en condiciones de aceptar", añadió.

El delantero se retiró de la Albirroja en noviembre de de 2016, partido que marcó una derrota por 4-1 ante Perú, en el estadio Defensores del Chaco, por las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

"Estar en el Olimpia y en la Selección implicaba estar la cien por ciento. Decidí renunciar a la Selección porque ya me era difícil cumplir con el club y quería estar en condiciones", explicó.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad