Vergüenza en el fútbol boliviano: un jugador fue llevado en taxi luego de fracturarse

Vergüenza en el fútbol boliviano: un jugador fue llevado en taxi luego de fracturarse

Se trata de Mario Cuéllar, defensor del Oriente Petrolero. Había una ambulancia en el estadio Ramón Aguilera Costas pero sin chofer, por lo que debieron buscar una alternativa para trasladarlo

FOX Sports Digital

Una indigante situación se vivió en el estadio Tahuichi en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Fue en el encuentro que Oriente Petrolero cayó por 2-1 ante Guabirá.

Cuando se jugaban 30 minutos del segundo tiempo, Mario Cuéllar, defensor del equipo albiverde, fue al piso para tapar un remate, pero los tapones de su botín izquierdo se quedó trabado en el piso. El jugador terminó sufriendo una fractura en su tobillo y los gestos de dolor indicaban que necesitaba asistencia inmediata.

Prontamente ingresaron los camilleros al campo de juego y lo trasladaron hasta la otra punta, donde estaba la ambulancia reglamentaria.

Con lo que nadie contaba es que el chofer no estuviera en el lugar. Nadie pudo encontrarlo y comenzó la desesperación de asistentes y hasta familiares de Cuéllar.

Finalmente, el jugador fue trasladado en la propia camilla con la que salió del campo de juego al exterior del estadio, en búsqueda de algún transporte para llevarlo a un hospicio donde pudieran tratarlo.

Así fue que los asistentes del club dieron con un taxi que tenía un maletero amplio. Entonces bajaron los asientos traseros para poder ingresar al futbolista en la parte trasera y así poder trasladarlo.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad